LA DEMANDA DE VIVIENDA INDUSTRIALIZADA TOMA IMPULSO

LA DEMANDA DE VIVIENDA INDUSTRIALIZADA TOMA IMPULSO

El covid-19 está cambiando las preferencias de los españoles a la hora de buscar una vivienda. El confinamiento está haciendo que muchas personas se replanteen cómo deben ser sus viviendas para mejorar su calidad de vida. La luminosidad, jardines, terrazas, eficiencia energética y que estén alejadas de los núcleos urbanos son características cada vez más demandas.

En este contexto, la vivienda industrializada modular está ganando terreno como la opción más rentable para satisfacer todas estas necesidades. La gran diferencia que aporta el sistema 3D o modular con respecto a otros sistemas de industrialización, es que la gran totalidad de la construcción se ejecuta en la fábrica. La robustez de los procesos de fabricación asegura unos estándares de alta calidad verificables y sostenibles. Además, podemos programar los tiempos de producción y ofrecer plazos a medida en función de las necesidades del promotor.

Otra ventaja significativa de este sistema de fabricación es la estabilidad de los costes de construcción. Siguiendo la pauta de los bienes de equipo industriales, las operaciones están exentas de precios contradictorios o desviaciones, es decir, el importe de liquidación es el mismo que el de contratación.

Además, estas viviendas industrializadas cuentan con certificación energética A y cumplen con las características necesarias para poder obtener el sello BREEAM – un certificado de construcción sostenible avalado mundialmente.

Fuente: Idealista

15/02/2021



Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, mediante el análisis de hábitos de navegación, y para facilitar la interacción con redes sociales. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies    Ver